jueves, 21 de enero de 2016

Divagando sobre mapaches, indios e ingleses... o mejor dicho, sobre el primer amor y el verdadero amor.


En el post anterior, les platiqué lo que me había llegado en  mi In My Mailbox, y basándome en el soundtrack de Pocahontas que me regalé por mi próximo cumpleaños, escribo este post. Hace dos días, una madrugada, me quedé mirando Pocahontas y Pocahontas II. Se me antojó volver a verlas porque hacía tiempo que no las rememoraba.
Cuando terminé de ver Pocahontas II, le daba vueltas y vueltas al enigma de por qué Pocahontas no se quedó con John Smith y escogió a John Rolfe. Estaba algo indignada porque ella había hecho eso y no me cabía en la cabeza que hubiera escogido a John Rolfe antes que a John Smith. La verdad no lo podía comprender. 
Tengo que decir que el final de Pocahontas I es uno de los más tristes en todas las películas Disney. Quizá me gusta tanto esta película porque no es imaginaria e irreal como los otros clásicos. Pocahontas no muestra irrealidad, no es un cuento de hadas como La Bella Durmiente o Blanca Nieves, no es una historia creada y editada. Pocahontas, John Smith y John Rolfe existieron en verdad hace bastantes, bastantes años.
Me gusta Pocahontas porque muestra algunas cosas que pasan en la vida real y en el ahora. Una de esas cosas es que a veces el amor no es tan simple, y a veces las personas no pueden quedarse juntas por siempre. Me recuerda a los finales ácidos de Querido John o Lo Mejor de Mí del autor Nicholas Sparks. No todo en la vida son finales con flores en el aire y príncipes encantadores en su corcel. Creo que no todas las personas tienen estos "finales felices". 
Pocahontas tiene una idea clara: la del primer amor y la del amor verdadero.
Ahora está el gravísimo problema: en la primera película John Smith, el aventurero y viajero inglés llega al "Nuevo Mundo" en Virginia, Estados Unidos junto con su tripulación, dirigida por el General Radcliffe. Mientras construye un fuerte e inspecciona las tierras, Smith se encuentra con la curiosa Pocahontas. Desde ahí comienzan a entablar conversación y amistad, y ambos terminan enamorándose. Pero su amor es imposible, por la circunstancia obvia de que Pocahontas es una india y él un inglés, y ambos están en guerra. Los ingleses colonizaron a Estados Unidos, como ya sabemos. Tiempo después, un indio los ve besándose y trata de atacar a John Smith pero el mejor amigo de John Smith, Thomas, y también soldado, dispara al indio. Cuando los indios atrapan a John Smith para matarlo, comienza una guerra entre ingleses e indios. 
Pocahontas sabe que tiene que intentar salvar a Smith y justo cuando su padre está a punto de matarlo, ella interviene y habla con él, haciéndole entender que ese no es el camino adecuado. El padre de Pocahontas dice a todos que "él no volverá a comenzar una guerra" y todos bajan sus armas. Radcliff,el malvado de la historia, se enfurece y toma un arma, queriendo dispararle al padre de Pocahontas, pero Smith se pone en medio y a él es a quien le dispara. Todos los soldados terminan yéndose contra Radcliffe, y por la bala en su torso, Smith tiene que ser llevado de urgencia a Inglaterra. John Smith desea quedarse pero Pocahontas le dice que es mejor que se recupere y puedan atenderlo. Smith le da opción a Pocahontas de ir con él, pero ella prefiere quedarse en su tierra. Así es como termina la primera historia de Pocahontas.
Pareciera una historia triste y que quizá no tiene tan buen final, pero creo que su secuela le da un mejor sentido. He visto comentarios en internet y algunos en Tumblr, donde las personas destrozan a la segunda entrega de Pocahontas. Están decepcionados, enfurecidos y no entienden por qué Disney dejó que sucediera eso. Yo tambiénme sentía igual hasta que entendí todo. Creo que a Disney se le fue un poco la onda, si no hubiera hecho a Smith tan irresistible tal vez  todos hubiéramos adorado a Rolfe. 
Pero... A veces el primer amor no es el verdadero amor.
John Smith siempre fue mi favorito. Tiene todo el porte del "príncipe azul". Tiene toda una cara bonita, el estilo extrovertido, es una galán. Pero ahora que he analizado a John Rolfe, me doy cuenta que es aun más valioso y único que John Smith. Curioso, por que ambos tiene el mismo nombre. Ahora que lo veo desde otro punto de vista, ¡me encanta que Pocahontas se haya quedado con John Rolfe! :)
A decir verdad, Rolfe tiene muchas más cualidades valiosas que Smith. Smith podrá ser todo lo atractivo, valiente y cariñoso que podamos querer, pero es un aventurero, no pertenece a ningún lugar, era arrogante a veces y un poco egocéntrico. En la segunda película, Smith me decepciona bastante. Ya no cree en Pocahontas como creía en la primera película, en su sabiduría para detener una guerra, no piensa antes de actuar y decide demasiado rápido sin darle un respiro a Pocahontas... y lo peor: Pocahontas creía que Smith había muerto a manos de Radcliffe, cuando el rey creyó una falsa historia que él contó para salvarse de la horca  y mandó que apresaran a Smith por traición. ¡John Smith no pudo escribirle ni una sola carta a Pocahontas! ¡Y pasaron 5 largos años! ¡Cinco! Su excusa a eso fue que había escrito muchísimas cartas, pero no había podido enviarlas. ¡CLARO QUE NO, SEÑOR! La razón de por qué Pocahontas pensó que estaba muerto era obvia.
Ahora, vamos con Rolfe. John Rolfe podrá ser apuesto, pero no lo suficiente como Smith. Eso no quita que sea el mejor y primordial partido para Pocahontas. Rolfe a diferencia de Smith, es un diplomático inglés. Pertenece a Inglaterra. Tiene los pies en la tierra. La verdad, Rolfe es un personaje adorable. A pesar de que al principio piensa que Pocahontas no tiene suficientes aptitudes para presentarse ante el rey como embajadora de la paz, se gana el respeto de ella cuando la defiende de la ruda tripulación.
Rolfe es un personaje honorable y en términos de personalidad, como podemos observar, es todo lo opuesto a Smith. Mientras Smith es el valeroso, intrépido y atrevido, Rolfe es más amable, educado e inteligente. Cuando Smith ya no cree que Pocahontas pueda lograr la paz entre el pueblo indio y los ingleses, Rolfe está completamente convencido de que Pocahontas lo hará.
Se le dan como mil punto más cuando descubre que ama a Pocahontas, pero deja que ella decida si irse con el valeroso John Smith o quedarse con él, sin despotricar contra ella.
Quienes hayan visto ambas películas pueden tener un diferente concepto, pero esta es mi opinión. Sí, Smith fue su primer amor, pero los primeros amores rara vez duran por siempre en la vida real. A Pocahontas se le dijo que mientras no encontrara el camino que iba a seguir toda su vida, siempre estaría cambiando de opinión. John Rolfe era el indicado, era el destinado con quien tenía que quedarse. Rolfe se quedó con ella, creyendo en ella y sabiendo que lograría cualquier cosa que planeara. Él la apoyó, la amó, le enseñó con paciencia cómo sobrevivir en una sociedad llena de etiquetas, fue atento, respetuoso, la protegió y tuvo que dar un paso a un lado pensando en lo que a ella le haría feliz. Al final, cuando ambos decidieron su camino, dejó todos los lujos, dejó su profesión, dejó su deber con el rey a un lado, dejó Inglaterra y se fue con ella. Eso es admirable.
John Smith perdió su oportunidad. Un hombre tan valeroso y aventurero no pudo subirse a un barco como en sus tantos otros viajes e ir por su chica. Pasó 5 años pensándoselo y la perdió. Me alegra que Disney haya puesto las cosas en su lugar.
El primer amor no siempre es el verdadero. No en la vida real. Creo que Pocahontas tiene miles de cosas que podemos exprimir. No es un simple guión hecho y editado. Disney quiso apegarse tanto como fuera posible a la historia real de Pocahontas en los años de 1600. Pocahontas en realidad se casó con Rolfe. 
Creo que Smith le dio un tiempo de alegría, le dio un tiempo en donde tenía que sentir cómo era el amor, le hizo comenzar a caminar hacia donde debía ir, era una llave que abriría las aventuras que estaban por venir, pero su amor no era el indicado. 
Pocahontas necesitaba un amor que fuera un hogar, donde pudiera sentirse muy feliz, protegida y no incómoda. John Rolfe le ofreció eso y encontró su propio hogar y deber junto a ella.












No hay comentarios:

Publicar un comentario